DOS CARAS EN UN PALO  escultura de Juan Isasa

DOS CARAS EN UN PALO escultura de Juan Isasa

Cuando caminas por la calle y encuentras una vieja escoba, ¿qué harías? Un bufón de doble cara, por supuesto! Eso es lo que hice con este palo que encontré en las calles de París. Realicé esta pieza cuando vivía allí en 2000. Originalmente estaba hecha con harina, hojas de le Parisien y Le Figaro y agua. Representa la ira y el miedo como dos lados de la misma identidad.

Después de muchos movimientos y años, los materiales originales estaban muy dañados. Hace poco tiempo decidí restaurarlo y hacerlo indestructible con una capa de fibra de vidrio, pintura y epoxi. Ahora puedes romper las cosas sin dudarlo (bueno … en sentido figurado, por supuesto, no es para eso). Puedes desfilar en Venecia o asustar a los niños en Halloween. Solo por nombrar dos usos para DOS CARAS EN UN PALO

Altura 145 / Ancho 34 / Pofundidad 24 cm / 3 Kg

Fibra de vidrio, epoxy, harina, papel de periódico 

Cómprame